Reseña: Nuestro pacto, de Ryan Andrews

Título: Nuestro pacto
Título original: This Was Our Pact
Autor: Ryan Andrews
Editorial: Océano
Sello: Historias Gráficas
ISBN: 9786075279336 
Páginas: 332
SINOPSIS: 
Nuestro pacto tiene sólo dos reglas: nadie regresa a casa, y nadie mira atrás. 

Durante el equinoccio de otoño Ben y sus amigos deciden averiguar a dónde van todas esas lámparas de papel que cada año la gente de su pueblo libera en la corriente del río. ¿Se convertirán en estrellas, como dice la vieja canción que han escuchado desde pequeños? ¿Terminarán en una profunda cueva, en el mar? ¿O simplemente se hundirán en algún punto de la corriente para nunca volver a emerger? Sea lo que sea, quieren saberlo. 

Ben y su inesperado compañero, Nathaniel, se encuentran con un gran oso que lleva a cuestas una enorme canasta. Al descubrir que tienen el mismo destino, deciden viajar juntos, aunque sea sólo una parte del camino. Se pierden, escapan de una bruja, cruzan cuevas submarinas con el cielo nocturno reflejado en el techo, consiguen atravesar una tormenta y se cruzan con una caravana resplandeciente que acude a una celebración… ¡Todo para descubrir el destino de un montón de lamparitas!

OPINIÓN:
Cuando conocí Nuestro Pacto, me atrajo inmediatamente, por alguna razón me recordó mucho a Harry Potter; por supuesto, tan solo la ilustración de cubierta, ya que no había leído en ese momento la sinopsis, y fueron tantas mis ganas, que una vez que lo tuve tardé poco en ponerme a leerlo, cosa sorprendente hoy en día para mí como lector. Además, de un tiempo para acá las novelas gráficas me llaman mucho la atención, más si son de un género que me entretiene, por lo que todos los caminos me llevaban a lo que parecía ser una buena lectura.


Pues no, no lo fue. No es mala, no en los aspectos de que te hace sentir mal, te aburre o algo similar, sino que aún hoy, tiempo después de haberlo leído, no estoy seguro de cuál era el sentido concreto de la historia, entiendo la manera en la que la historia está condimentada, pero no entiendo el sabor final. Creo que lo que para mí comenzó siendo una historia de amistad, terminó siendo una fantasía de esas que no tienen explicación.

La historia tiene seres fantásticos, relaciones de amistad que se fortalecen, magia, animales gigantes, seres luminosos y más, y si bien todos esos temas o aspectos suenan muy bien de manera individual, al momento de combinarlos solo me quedé con el gusto por el aspecto de la amistad, más no por el resto. Siento que el libro deja en claro que una verdadera amistad es la relación perfecta para enfrentarte a lo desconocido y salir victorioso, que mezclando distintas personalidades y habilidades eres más fuerte que estando solo, y que si bien todos tenemos diferencias que pueden causar conflictos, como peleas o disgustos, a final de cuentas en las verdaderas amistades se pueden arreglar las cosas y continuar, dejando atrás los malos ratos, y eso es lo que los protagonistas, y el oso, demuestran, que tres son mejor que uno, y que cada uno tiene capacidades que pueden ayudar al resto, que es mejor estar juntos y que una buena aventura se disfruta mejor acompañado.

Ahora que escribo la reseña puedo ver un poco el panorama desde más lejos y puedo intentar entender que lo que para los protagonistas era una tradición, para otras personas o seres es algo más grande y especial que eso, y que el mundo oculta muchas cosas fantásticas.


De ahí en más, solo fue una mezcla de escenas llamativas para intentar entretener, o eso me lo pareció a mí. Quedé decepcionado de lo que encontré, no digo que sea un libro malo, pero sí tiene una pinta que, para mí, no conserva en su interior. Afortunadamente, es una novela gráfica, porque si hubiera sido solo texto seguramente me hubiera aburrido.

Lo mejor de esta novela gráfica son las ilustraciones. Quedé encantado con el conjunto de ilustraciones y la manera en la que podía cambiar el estilo claramente de dibujo, a una ilustración más real que llegaba a impresionar enormemente. La combinación de colores te deja con la boca abierta, de lo fantástico que luce. El tono azul está presente en gran parte del libro, algo que queda claro desde el exterior del mismo, pero utiliza el color de una manera que hace lucir mágicas a las ilustraciones, algo que me hubiera encantado en una historia totalmente de magia. Quedé fascinado con lo llamativo que resulta el libro en su totalidad, la combinación de las ilustraciones con los colores muestran una habilidad perfecta para contar una historia.

Comentarios

Publicar un comentario

Expresa tu opinión, pues es importante. Sin ofensas.